Cuidado de tus Sophie’s

Todas las piezas que creamos en Sophie Studio® están hechas con materiales de máxima
calidad. Si quieres que tus joyas te duren durante más tiempo en buenas condiciones, tienes que
cuidarlas. Para poder cuidar tus piezas es necesario entender qué entornos y situaciones son
perjudiciales para su cuidado.

Quítate los anillos, collares y pendientes…

– Para bañarte o ducharte. El jabón se suele acumular por debajo de las piedras o huecos, y es
difícil poder limpiarlo en casa.
– Al hacer deporte. Es fácil que durante la práctica puedas engancharte la pieza con cualquier
cosa y se doble o la pierdas.
– Al dormir. Los dedos se suelen hinchar durante la noche y puede causarte molestias.
– Evita poner perfume, lociones, aceites, maquillaje o productos para el pelo en tus Sophie. Del
mismo modo que el jabón, suelen acumularse por debajo de las piedras o huecos y es difícil
que puedas limpiar en profundidad tus joyas en casa. Además estos productos tienden a
matizar las piezas.
– En general, evita el contacto de tus joyas con cualquier producto químico y/o abrasivo y el
agua de mar.
– Evita los golpes y la presión en tus joyas. El oro, las piedras preciosas, incluso los diamantes
se pueden deformar, desconchar, rallar o incluso, romper.

Como limpiar tus Sophie en casa…

– Usa siempre agua templada, jabón de PH neutro y un cepillo suave. ¡Sécalas con una gamuza!
– También puedes usar nuestras gamuzas especiales para Plata y Oro para pulir tus piezas.
– Puedes usar también el líquido limpiador específico para Plata y Oro para limpiar los rincones
de tu Sophie y eliminar óxido (en la Plata de Ley). Lee bien las instrucciones de uso de estos
productos antes de usarlos.

También te recomendamos…

– Revisar de vez en cuando el estado de los cierres de tu joya.
– Guardar tus joyas por separado, individualmente. Si utilizas joyero, intenta que estén cada una
en un compartimento separado.
– Siempre es mejor cerrar las cadenas antes de guardarlas y en plano para evitar que se
enreden.
– Las piedras preciosas pueden verse deterioradas por el contacto con sustancias químicas:
cremas, alcohol, perfumes, detergentes, etc. Hay piedras preciosas más resistentes que otras
por su composición. Por ejemplo, los ópalos y las turquesas naturales son piedras delicadas.
– La gemas orgánicas, como las perlas y el coral, son mucho más delicadas que otras gemas.
Jabones, perfumes, cremas, detergentes, etc. Las dañan mucho. Este tipo de piedras pueden
deshidratarse con lo que debes evitar al máximo fuentes de calor directas como los radiadores
o las luces.
– La Plata de Ley se oxida con el contacto con el aire y las luces.
– Las Sophie chapadas en Oro requieren especial atención. No las frotes ya que puedes llevarte
el

Te recomendamos que nos traigas tus Sophie’s® una vez al año para que las revisemos.

Si tu pieza ha perdido el chapado y te gustaría poder volver a chaparla, ¡contáctanos! Te haremos
llegar toda la información sobre nuestro servicio de chapado.